Hummus al estilo árabe

Hummus con crudités de zanahoria
Hummus con crudités de zanahoria

El hummus es un plato originario de Oriente Medio que literalmente significa “garbanzo” en árabe, ya que está hecho esencialmente a base de esta legumbre y pasta de sésamo, llamada tahín o tahini.

Si hasta ahora únicamente habéis probado el hummus que comercializan ya preparado y no os ha llamado en exceso la atención, tenéis que probar a hacerlo vosotros mismos porque seguro que cambiáis de opinión.

Si por el contrario, sois de los que aun habiendo probado sólo el comercial ya os declaráis fans del hummus, seguro que veréis como ese entusiasmo crece aún más ante los diferentes matices que presenta el casero. Eso sí, puede que ya no queráis volver al preparado.

Lo mejor del hummus es que es súper rápido y fácil de hacer y que, además, es ideal para comer en cualquier situación porque se puede consumir solo, en bocadillo, como pica-pica en reuniones con amigos, y de todas las maneras que se os ocurran.

La combinación de los garbanzos con el tahín o tahini, hacen que el hummus sea muy preciado por su contenido en proteínas, fibra soluble, carbohidratos complejos de lenta absorción y con poder saciante, fitoesteroles, lecitina, ácidos grasos omega 6 y 9, vitaminas A y del grupo B (especialmente vitamina B9 o ácido fólico), fósforo, magnesio, zinc, potasio y, de manera destacada, calcio, ya que el tahín aporta, por cada 100 gr., 4 veces más calcio que la leche de vaca.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y qué pasos tenéis que seguir para poder disfrutar de un hummus delicioso y perfecto para cuando no se dispone de mucho tiempo o no apetece invertir demasiado de éste en la cocina.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Muy fácil 15 minutos 2 personas

 

Ingredientes:

  • 300 gr. de garbanzos cocidos
  • 1 cucharada de tahín integral tostado
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 pizca de sal
  • El zumo de 1/4 de limón
  • 60 ml. de agua
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

  1. Pelamos el ajo, lo troceamos y lo echamos al vaso de la batidora. Añadimos los garbanzos, el tahín, el comino, la sal, el limón y el agua y batimos bien hasta que quede una consistencia similar a la del puré.
  2. Servimos el hummus, espolvoreamos un poco de pimentón por encima y echamos un chorrito de aceite.
Hummus terminado!
Hummus terminado!

Notas:

  • Lo ideal es consumir el hummus con bastoncitos de pan, tostadas o crudités como zanahoria, apio o las que más os gusten.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario