Atún vegano

Atún vegano
Atún vegano

Esta alternativa es ideal para todos los platos en los que queremos sustituir el atún, ya sea porque queremos evitar el sufrimiento de los peces, porque nos preocupa la ingesta de mercurio, porque queremos luchar contra la creación de zonas muertas en los mares y océanos, o porque nos preocupa la pesca incidental.

La base tiene una textura muy suave y absorbe muy bien los sabores, por lo que si le añadimos alga nori, su sabor tendrá un sutil, pero inconfundible, toque a mar.

Así, preparando el tempeh como veremos a continuación, podremos emplearlo también en ceviches, ensaladas y ensaladillas (como la ensaladilla rusa), bocadillos, empanadas y empanadillas, canelones y lasañas, pasta, pizzas, y en lo que se nos ocurra.

Este sustituto del atún es rico en proteínas vegetales, fibra, carbohidratos complejos (de lenta absorción y con poder saciante), isoflavonas, carotenoides, vitaminas A y del grupo B (B2, B3 y B9 o ácido fólico), calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, selenio y yodo.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar este básico que tanto juego da.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Muy fácil  20 minutos 300 gr.

 

Ingredientes:

  • 250 gr. de tempeh natural
  • 5 cucharaditas de vinagre de umeboshi
  • 1/2 hoja de alga nori
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (opcional)

Preparación:

  1. En una olla, ponemos a calentar un poco de agua y, cuando empiece a hervir, echamos el tempeh y lo dejamos cociendo durante 15 minutos.
  2. Transcurrido este tiempo, sacamos el tempeh del agua, lo escurrimos bien y lo desmenuzamos chafándolo con la ayuda de un tenedor, con cuidado de que no llegue a deshacerse en exceso.
  3. Añadimos el vinagre de umeboshi y el aceite (en el caso de querer echarlo), y removemos bien para que todos los ingredientes queden bien mezclados y con sabor uniforme.
  4. En una sartén sin aceite, calentamos el alga nori durante 5 minutos, dándole vueltas para que no se queme, hasta que quede crujiente.
  5. Cuando el alga esté crujiente, la pasamos por un molinillo, espolvoreamos 2 cucharaditas de ésta sobre el tempeh, y removemos bien para que el sabor quede repartido uniformemente.
¡Atún vegano listo!
¡Atún vegano listo!

Notas:

  • El aceite no es necesario echarlo si la receta en la que vais a emplear el tempeh lleva ya suficiente aceite.
  • No echaremos sal porque el vinagre de umeboshi ya es salado de por si.
  • El tempeh puedes ser tanto de soja como de garbanzos, lo importante es que sea natural (no macerado).

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

Adaptación de: tresarandanos.blogspot.com.es

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario