Bombas de patata rellenas de soja picante con alioli

Bombas de patata rellenas de soja picante con alioli
Bombas de patata rellenas de soja picante con alioli

Estas bombas de patata rellenas de soja picante con cobertura de alioli son una versión más sabrosa y saludable de las populares bombas, ya que no contienen ningún ingrediente de origen animal y, por lo tanto, tampoco contienen nada de colesterol.

Ésta es una tapa que está formada por bolas de patata rebozadas que a primera vista pueden parecer croquetas redondas, pero que son de mayor tamaño y, al morderlas, dejan al descubierto su delicioso y picante relleno.

Si hasta aquí ya resultan tentadoras, al añadirles el alioli las acabamos de redondear, ya que éste aporta suavidad y un punto de sabor que hace de ésta una combinación realmente espectacular.

El relleno de estas bombas es rico en proteínas completas, carbohidratos complejos, fibra, betacaroteno, aliína, flavonoides, vitaminas C, E y del grupo B (B6 y B9 o ácido fólico), azufre, calcio, fósforo, magnesio, manganeso, potasio, selenio, sodio y, en menores cantidades, cobre, hierro y zinc.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar estos bocados de sabor intenso y delicioso.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Medio 1 hora y 30 minutos  4 unidades

 

Ingredientes: 

  • 3 patatas
  • 50 gr. de soja texturizada fina
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • 1 pimienta cayena
  • 25 ml. de vino tinto
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 3/4 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de sal
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de harina Yolanda (para rebozar)
  • 70 ml. de agua
  • Pan rallado
  • Alioli vegano
  • Pimentón picante

Preparación:

  1. Ponemos la soja texturizada a remojar en un cazo con agua caliente durante 15 minutos para hidratarla. Pasado este tiempo, la escurrimos bien y reservamos.
  2. Lavamos y pelamos las patatas, y las cortamos en trozos gruesos. Las ponemos en un cazo con bastante agua y un poco de sal, y las ponemos a cocer durante unos 20 minutos. Comprobamos con un tenedor si están blandas y, si lo están, apagamos el fuego y las ponemos a escurrir para eliminar bien el agua de la cocción.
  3. Cortamos la cebolla en trozos pequeñitos, picamos el ajo y, en una sartén, ponemos a calentar el aceite. Cuando éste esté caliente, echamos la cebolla y el ajo y dejamos que se hagan. Mientras, picamos la pimienta cayena y le quitamos las pepitas y, cuando la cebolla esté transparente, la añadimos junto a la soja, el vino, 2/3 del total de la pimienta negra y la mitad de la sal. Removemos todo para que se mezcle bien y dejamos que se haga durante 10 minutos. Pasado este tiempo, apagamos y reservamos.
  4. Chafamos las patatas con un tenedor hasta formar una especie de puré, echamos el resto de pimienta negra y el resto de sal, y vamos formando bolas con las manos humedecidas. Hacemos en ellas un hoyo y colocamos dentro una cucharada de relleno del que hemos preparado, formando después una bola de nuevo, con cuidado de que el relleno se mantenga dentro. Repetimos hasta que tengamos todas las bolas listas y las metemos durante 15 minutos en la nevera para que ganen consistencia y no se deshagan al manipularlas y freírlas.
  5. En un bol, echamos la harina Yolanda y vamos añadiendo agua hasta conseguir una masa que no sea ni muy espesa, ni muy líquida, removiendo con un tenedor para que se mezcle bien.
  6. En un plato, echamos el pan rallado y vamos rebozando una a una las bombas, pasándolas primero por la mezcla de harina y agua, y después por el pan rallado, procurando que queden bien impregnadas de este último para que, al freírlas, queden crujientes por fuera.
  7. En una sartén profunda, ponemos abundante aceite a calentar y, cuando éste esté caliente (pero sin humear), las freímos, dándole la vuelta cuando veamos que están doradas, para que se doren por el otro lado. Cuando estén hechas por todos lados, las vamos colocando sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Mientras, preparamos el alioli.
  8. Una vez que las bombas hayan expulsado el aceite que sobra, las servimos con el alioli y un poco de pimentón picante espolvoreado por encima.
Detalle del interior de las bombas de patata rellenas de soja picante con alioli
Detalle del interior de las bombas de patata rellenas de soja picante con alioli

Notas:

  • Aseguraos de que el vino que usáis no ha empleado ningún producto de origen animal para su elaboración, ya que durante el proceso de clarificación se suelen utilizar elementos como la albúmina animal, proteínas de la leche, gelatina o cola de pescado.
  • Para hacer estas bombas libres de gluten, sólo tenéis que utilizar pan rallado sin gluten, como el de maíz.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario