Panecillos integrales

Panecillos integrales
Panecillos integrales

Hay veces en las que no resulta del todo fácil dar con un pan sin harinas refinadas y libre de ingredientes de origen animal (como huevo, leche, mantequilla, o ciertos aditivos alimentarios como el e-471, que puede ser de origen vegetal o grasa animal), por lo que siempre viene bien tener a mano una receta sencilla que nos permita hacernos nuestro propio pan de una manera rápida y sin necesidad de utilizar panificadora.

A diferencia del pan blanco, estos panecillos integrales son ricos en carbohidratos complejos, que hacen que el cuerpo obtenga energía de manera gradual y, por lo tanto, durante horas. También tienen un aporte nutricional mayor al usarse para su elaboración harina resultante de moler el grano entero (harina integral).

Así, el pan integral, además de ser más rico en vitamina B1, en vitamina B3 y, por supuesto, en fibra, también aporta mayor cantidad de vitamina B2, de vitamina B6 y de zinc.

Por todo esto, este tipo de pan ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre, permite asimilar mejor tanto los carbohidratos como los aminoácidos del cereal y protege la mucosa intestinal.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y qué pasos tenéis que seguir para poder disfrutar de un antojo de pan de última hora de una manera sana y económica.

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Medio 2 horas 9 unidades

 

Ingredientes:

  • 500 gr. de harina integral
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 1 cucharada de sal
  • 2 tazas de agua templada

Preparación:

  1. Ponemos en un bol grande todos los ingredientes excepto el agua. La levadura la desmenuzamos con los dedos para que se deshaga bien al echar el agua. Mezclamos todos estos ingredientes con las manos.
  2. Añadimos el agua poco a poco y vamos removiendo con una cuchara de manera continua hasta que se forme una masa.
  3. Cuando hayamos conseguido una mezcla uniforme, amasamos en el bol con las manos y lo dejamos tapado con un paño limpio durante una hora para que repose.
  4. Transcurrido este tiempo, sacamos la masa del bol, la ponemos en una superficie plana con un poco de harina y la amasamos un poco más (durante 10 minutos aproximadamente). Mientras habremos puesto a precalentar el horno a 175º.
  5. Una vez amasada, le damos forma alargada y vamos cogiendo trozos y dándoles forma redondeada para hacer los panecillos. Los pincharemos con un tenedor para que se cuezan bien por dentro.
  6. Cogemos una bandeja de horno, ponemos papel vegetal sobre ella y colocamos los panecillos. Introducimos la bandeja en el horno a media altura y calentamos durante 15 minutos por arriba y por abajo controlando que no se quemen.
  7. Pasado este tiempo, los sacamos del horno y los dejamos enfriar.
Panecillos recién salidos del horno
Panecillos recién salidos del horno

Notas: 

  • A la hora de dar forma a los panecillos, si véis que la masa se pega en las manos, podéis coger un poco de harina para trabajar con ellos.
  • Si preferís panecillos más dorados, los podéis dejar un poco más de tiempo en el horno (con cuidado de que no se quemen).
  • La harina integral puede ser tanto de trigo como de arroz o de maíz.

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

Fuente: Turquesa y Vida

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario