Crema catalana vegana

Crema catalana vegana
Crema catalana vegana

La crema catalana es un postre típico de Cataluña (como ya habréis adivinado por su nombre) y, aunque se come todo el año, es tradición comerlo el 19 de marzo, que es el día de San José, por lo que también se le llama crema de Sant Josep.

Después de las natillas, que ya existían en la antigua Roma varios siglos antes de Cristo y de las que se cree que puede ser una evolución, la crema catalana se considera uno de los postres más antiguos de Europa y, de hecho, ya aparece en recetarios catalanes de la Edad Media como el Libro de Sent Soví (s.XIV) o el Llibre del Coch (s.XVI).

Pero, por suerte, ya no vivimos en la época medieval y sabemos que podemos conseguir una crema catalana deliciosa sin necesidad de utilizar ningún ingrediente de origen animal, cosa que, además, nos permitirá disfrutar de una versión más sana de este histórico postre.

Con esta versión vamos a ahorrarnos tanto los hidratos de carbono, grasa y colesterol del huevo, como el colesterol y el exceso de sodio y grasa de la leche de vaca, ya que esta última la substituiremos por leche de soja, la cual nos aporta proteínas, vitaminas del grupo B, especialmente B6 y B9 (ácido fólico), calcio (ya que hoy en día todas están enriquezidas con este mineral), fósforo, potasio, magnesio, ácidos grasos omega-3, abundante fibra e isoflavonas que previenen la descalcificación ósea, mejoran la circulación sanguínea y combaten el colesterol malo y los triglicéridos.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar este postre tan fácil.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Fácil  15 minutos (más tiempo de refrigeración)  6 raciones*

*Más 2 horas de refrigeración

*La cantidad de raciones variará según qué recipiente utilicéis para servir la crema catalana. a nosotros nos han salido 6 raciones utilizando cazuelitas de barro.

 

Ingredientes: 

  • 1 l. de leche de soja
  • 70 gr. de almidón de maíz
  • 200 gr. de azúcar moreno integral de caña
  • 1 ramita de canela
  • La piel de 1 limón
  • 1 pizca de cúrcuma (opcional)
  • 6 cucharaditas de azúcar moreno integral de caña (para quemar)

Preparación:

  1. En un cazo, ponemos a calentar la leche de soja (reservando un vaso de ésta para después), con la rama de canela, la piel de limón y el azúcar. Cuando rompa a hervir, apagamos el fuego y reservamos.
  2. En el vaso de leche de soja que hemos apartado, echamos el almidón de maíz y le vamos dando vueltas hasta que se disuelva sin que queden grumos. A continuación, si queremos darle un color un poco más vivo, añadimos la cúrcuma y le damos vueltas hasta que se disuelva también.
  3. Retiramos la canela y la piel de limón del cazo donde tenemos la leche de soja hervida y la volvemos a poner a calentar hasta que rompa a hervir de nuevo. Le echamos la mezcla de leche de soja con almidón, removemos enérgicamente para que espese y retiramos del fuego (veréis que se espesa muy rápido).
  4. Vertemos el contenido del cazo donde vayamos a servir la crema (preferiblemente en cazuelitas de barro) y lo introducimos en la nevera hasta que se enfríe completamente (2 horas aprox.).
  5. Finalmente, espolvoreamos una cucharadita colmada de azúcar por encima de cada uno de los recipientes y la quemamos con un soplete de cocina o una placa especial para crema catalana. De esta manera nos quedará tostada y crujiente.
Crema catalana lista!
Crema catalana lista!

Notas:

  • Nosotros hemos añadido cúrcuma, más que por el toque de color que le da, por sus propiedades, ya que es digestiva, antioxidante, antidepresiva, antiinflamatoria y hepatoprotectora.
  • Aunque aquí hemos utilizado leche de soja, podéis utilizar la leche vegetal que más os guste, salvo la de coco, que le altera el sabor.
  • El almidón de maíz no es lo mismo que la harina de maíz, el primero espesa más. Si optáis por utilizar harina de maíz, recordad evitar la de la marca Maizena, ya que pertenece a Unilever, compañía que testa en animales.
  • Si no tenéis soplete de cocina ni placa especial para crema catalana, tenéis otras dos opciones: utilizar una espátula metálica normal, calentándola y presionándola sobre el azúcar; o introduciendo la crema en el horno, lo más cerca posible del grill y a máxima potencia (con cuidado de que no se queme), rociada con un poco de agua y el azúcar espolvoreado.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

Fuente: cocinaydivina.com

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

0 opiniones en “Crema catalana vegana”

Deja un comentario