Sobrasada vegana

Sobrasada vegana
Sobrasada vegana

La sobrasada vegana es una adaptación que supone una ventaja en todos los sentidos, ya que de la misma manera que eliminamos todo lo perjudicial de la sobrasada convencional (el 87% de la cual es grasa) sustituyéndolo por nuevos ingredientes llenos de propiedades beneficiosas para nuestra salud, también mantenemos la esencia al conservar lo principal, que es el sabor.

Y es que son las especias, y concretamente el pimentón, lo que dan a la sobrasada el sabor que la caracteriza.

Así, además de ser libre de colesterol y demás grasas nocivas para nuestro organismo, esta sobrasada nos aporta nutrientes como proteínas, ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, licopeno, fibra, vitaminas A, C, K y del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6 y B9 o ácido fólico), hierro, potasio, magnesio, sodio, fósforo, cobre y zinc.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar esta fantástica sobrasada vegana.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Muy fácil 20 minutos 2 personas

 

Ingredientes:

  • 100 gr. de tomates secos
  • Agua caliente
  • 2 dientes de ajo
  • 30 gr. de piñones
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/3 cucharadita de pimentón picante
  • Una pizca de pimienta negra
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de sal

Preparación:

  1. Ponemos a remojar en agua caliente los tomates secos durante 15 minutos para hidratarlos. Mientras, ponemos en el vaso de la batidora los ajos, el pimentón dulce, el pimentón picante, la pimienta, la sal y el aceite.
  2. Cuando los tomates estén hidratados, los escurrimos, los echamos junto con el resto de ingredientes y lo batimos todo bien hasta conseguir una textura untuosa pero grumosa.
  3. Una vez tengamos lista la sobrasada, podemos consumirla tal cual o meterla en la nevera unos minutos para que se refrigere un poco.
Rebanadas de pan untadas con la sobrasada vegana
Sobrasada vegana untada en pan tostado

Notas:

  • En caso de que los tomates secos vengan en aceite, no será necesario hidratarlos. Además, si ya llevan sal, tened en cuenta que la cantidad que habrá que añadir de ésta será menor.
  • Si notáis que a la hora de batir os cuesta un poco, podéis echar una cucharada más de aceite.
  • Esta sobrasada es perfecta para tomarla untada en tostadas o crackers, para dipear con bastoncitos o incluso para añadirla en pizzas.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario