Patatas escabechadas

Patatas escabechadas
Patatas escabechadas

Las patatas escabechadas son un plato típico del norte de Extremadura, región conocida por el aceite de oliva de la Sierra de Gata, el pimentón de la Vera y las cerezas del Valle del Jerte.

Pero esta zona de España también destaca por su amplia variedad de recetas de escabeche, una especie de marinado para condimentar los alimentos que tiene sus orígenes en la cocina árabe, y que posteriormente también se ha empleado para conservar los alimentos.

Aunque las patatas escabechadas es tradición prepararlas, especialmente, durante la Cuaresma y en Semana Santa, son ideales para los meses de más calor por el frescor que le confieren sus ingredientes y por la manera de servirlas, que es en frío.

Esto las hace perfectas para consumirlas fuera de casa, ya sea en excursiones o en el trabajo, pues no necesitan ser calentadas y, además, el escabeche hace que se mantengan en óptimas condiciones por más tiempo.

En cuanto a los nutrientes que nos aportan, estas patatas son muy ricas en carbohidratos que nos aportan energía, y también en fibra, vitamina C, potasio, calcio, fósforo, magnesio y, en menor cantidad, en betacaroteno.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar esta receta de patatas diferente y súper sabrosa.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Fácil 1 hora y 30 minutos  4 personas

 

Ingredientes:

  • 1 kg. de patatas (patatas nuevas)
  • 4 cucharadas de harina Yolanda
  • 250 ml. de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de vinagre
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 hojas de laurel
  • 4 dientes de ajo (grandes)
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 l. de agua

Preparación:

  1. Lavamos bien las patatas para quitarles la tierra y las ponemos en una olla con bastante agua. Dejamos que cuezan 30 minutos y apagamos el fuego.
  2. Cogemos un trapo de cocina limpio y cogemos las patatas, una a una. Las pelamos calientes y las chafamos con ayuda del trapo para no quemarnos. Las vamos poniendo en la mesa o en el mármol sobre un mantel o trapo de cocina limpio, y las vamos colocando todas dejando que se enfríen para luego freírlas.
  3. En un bol, echamos la harina Yolanda y añadimos un poco de agua hasta formar una masa espesa, removiendo con una cuchara para que se mezcle bien el agua con la harina. Reservamos.
  4. En una sartén honda, echamos bastante aceite y lo ponemos a calentar. Cuando éste esté caliente, vamos rebozando las patatas en la mezcla de harina y agua y vamos friéndolas por tandas, dejando que se doren por ambos lados. Cuando estén doradas, las sacamos con una espumadera y las vamos colocando con cuidado en una olla amplia.
  5. En otra olla, echamos un par de cucharadas del aceite en el que hemos frito las patatas, añadimos el vinagre, la cúrcuma, la sal y el agua. Lo ponemos en el fuego y, cuando rompa a hervir, lo echamos el sobre las patatas de manera que éstas queden cubiertas.
  6. Añadimos las hojas de laurel y los ajos a la olla y dejamos que se enfríe, meneando la olla de vez en cuando, con cuidado, para que las patatas vayan tomando el sabor. Una vez se hayan enfriado por completo las patatas, las servimos.
Patatas escabechadas tomando sabor
Patatas escabechadas tomando sabor
Patatas escabechadas listas para servir
Patatas escabechadas listas para servir

Notas:

  • Si a la hora de echar el escabeche sobre las patatas, no hubiera el suficiente para cubrir las patatas, añadiríamos un poco más de agua caliente y vinagre.
  • Si lo preferís, cuando se hayan enfriado las patatas, podéis introducir la olla en la nevera para conseguir una mayor intensidad de sabor y, cuando la salsa esté bien fría, servirlas.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario