Base de masa quebrada o masa brisa

Masa quebrada o masa brisa casera
Masa quebrada o masa brisa casera

La masa quebrada o masa brisa es ideal para hacer pasteles tanto dulces como salados, empanadas, empanadillas, tartaletas y quiches.

Para hacerla se necesitan muy pocos y sencillos ingredientes, y al ser casera, nos aseguramos de que no contiene ni aceite de palma, ni lácteos, ni ningún otro ingrediente de origen animal, por lo que será mucho más saludable para nosotros, para el planeta y para los animales.

El resultado de esta masa es muy fina y manejable, permitiendo ser extendida de manera suave y homogénea sin dificultad. Además, al estar hecha con aceite de oliva, no será necesario el uso de margarinas, lo que nos beneficiará nutricionalmente al utilizar ingredientes lo más naturales y sanos posible y le dará un sabor muy rico y delicado.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar una de las masas más empleadas tanto en repostería como en la cocina en general de todo el mundo.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Fácil 1 hora 1 unidad

 

Ingredientes:

  • 200 gr. de harina de repostería
  • 50 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 65 ml. de agua

Preparación:

  1. En un bol, echamos la harina tamizándola con la ayuda de un colador y añadimos la sal.
  2. Agregamos el aceite y removemos con los dedos un par de minutos y, a continuación, echamos el agua y seguimos removiendo con los dedos hasta formar una masa homogénea . Luego hacemos una bola y la dejamos en el bol durante 30 minutos en la nevera, tapada con film o con un paño húmedo.
  3. Pasado este tiempo, sacamos el bol de la nevera y, sobre una superficie limpia, ponemos un poco de harina y, sobre ésta, colocamos la masa. Estiramos la masa con un rodillo enharinado hasta dejar una capa fina (de unos 2 mm. de grosor) con la forma deseada (circular, rectangular…).
  4. En el molde que vayamos a utilizar, ponemos papel de horno y, encima del papel, colocamos la masa estirada, con cuidado de que no se rompa.  Adaptamos la masa al molde con cuidado, pinchamos con un tenedor y retiramos la masa que sobra por los bordes.
  5. Cubrimos la masa también con papel vegetal y, sobre éste, ponemos algo de peso para que no suba al cocerse, como por ejemplo, legumbres.
  6. Con el horno precalentado a 175º, colocamos la masa en una bandeja a media altura, con fuego arriba y abajo, y horneamos durante 10 minutos. Pasado este tiempo, sacamos el molde del horno, esperamos a que se temple, y ya la podemos rellenar como deseemos.
Masa quebrada o masa brisa terminada
Masa quebrada o masa brisa terminada
Detalle de la masa quebrada o masa brisa
Detalle de la masa quebrada o masa brisa

Notas:

  • Para un resultado óptimo, es muy importante que la harina sea de repostería, que es más fina y suelta, con menor cantidad de gluten y menor proporción de proteínas que otras harinas.
  • Si queréis hacer masa quebrada para postres y dulces, en este paso deberéis añadir 1 cucharadita de azúcar por cada 200 gr. de harina.
  • En el caso de que vayáis a utilizar la masa quebrada para tapar pasteles o empanadas,  no tendréis que precocer la base que va encima.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario