Mayonesa vegana casera

Mayonesa vegana casera
Mayonesa vegana casera

La mayonesa o mahonesa es una salsa procedente de Mahón (Menorca, Islas Baleares) de la que se tiene constancia desde, al menos, el año 1750. Es una salsa muy similar al alioli, pero que no utiliza ajo en su preparación, por lo que su sabor es mucho más suave y ligero.

A pesar de sus orígenes, a raíz de la invasión francesa de la isla de Menorca, el nombre de la salsa empezó a extenderse como mayonesa, ya que los franceses así la llamaban para romper el diptongo en la pronunciación. De esta manera es como pasó también a ser conocida en los países anglosajones y en las zonas donde hasta el momento desconocían la salsa y la procedencia de ésta.

Existen dos maneras de hacer mayonesa: con limón y sin limón; pero el valor añadido de esta receta en concreto es que para su elaboración no se utiliza ni huevo, ni leche, por lo que la mayonesa que se obtiene es libre de colesterol, de grasa trans, de lactosa y de caseína, siendo así más saludable y con un sabor más fino y delicado.

Se trata así de una salsa rica en proteínas, isoflavonas, lecitina, flavonoides, ácidos grasos omega 3 y omega 9, fibra, antioxidantes como betacarotenos; vitaminas C, E, K y ácido fólico, calcio, fósforo, magnesio y potasio.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar una de las salsas que más se consume alrededor del mundo.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Muy fácil 5 minutos 125 ml.

 

Ingredientes:

  • 40 ml. de leche de soja (sin azúcar añadido)
  • 80 ml. de aceite de oliva virgen extra (sabor suave)
  • 1/2 cucharada de zumo de limón (opcional)
  • 1/4 cucharadita de sal

Preparación:

  1. En el vaso de la batidora ponemos la leche de soja, la sal y el zumo de limón.
  2. Añadimos poco a poco el aceite mientras vamos batiendo poco a poco a velocidad media hasta que veamos que la salsa queda con una textura espesa y homogénea.
Detalle de la mayonesa vegana
Detalle de la mayonesa vegana

Notas:

  • Podéis sustituir el aceite de oliva por aceite de girasol, si lo preferís. Tened en cuenta que si utilizáis un aceite que no sea de oliva virgen extra, la cantidad necesaria de aceite para conseguir la consistencia ideal puede ser algo superior.
  • Si preparáis la mayonesa con limón, su sabor será más intenso, mientras que si la preparáis sin limón, su sabor será muy suave. La elección dependerá de vuestros y del plato que la salsa vaya a acompañar.
  • Una vez lista, esta mayonesa puede emplearse tal cual o ser utilizada como base para preparar otras salsas como esta salsa rosa vegana.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario