Canelones tradicionales veganos

Canelones tradicionales veganos
Canelones tradicionales veganos

Aunque los canelones tienen su origen en la Italia del siglo XVI, los que hacemos hoy en día tienen aires franceses, ya que la bechamel es originaria del país galo y fue incluida en la receta a posteriori, concretamente en el siglo XVIII.

Los canelones, que deben su nombre a la forma canular que los caracteriza (del italiano canna), no llegaron a España hasta un siglo más tarde (s.XIX), pero por aquel entonces sólo la Burguesía podía permitirse el lujo de degustarlos.

La versión que os proponemos es mucho más saludable que la que se consumía por aquella época, adaptándose mejor a nuestras necesidades nutricionales y a nuestro objetivo de llevar un estilo de vida lo más sostenible y ético posible.

La soja nos permite sustituir la carne animal de los canelones convencionales por carne vegetal de textura y aspecto muy similar, pero con el doble de proteína y nada de colesterol.

El resultado son unos canelones súper sabrosos gracias al sofrito con el que se prepara la masa, y a la bechamel que se le añade a ésta, la cual les aporta una suavidad y una textura delicada y deliciosa. Además, el toque final de gratinado, les da un punto crujiente irresistible.

A nivel nutricional, el relleno de estos canelones es, gracias a la soja, rico en proteínas completas, carbohidratos complejos y fibra, bajo en grasa y azúcares y, como ya hemos dicho, libre de colesterol.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y qué pasos tenéis que seguir para poder disfrutar de una receta muy sencilla y perfecta para empezar a sustituir los platos más tradicionales por nuevas versiones más sanas y ricas.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Medio 1 hora y 30 minutos  16 unidades

 

Ingredientes:

  • 100 gr. de soja texturizada fina
  • 1 cebolla mediana
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 16 placas de pasta para canelones
  • 750 ml. de bechamel vegetal
  • Queso vegetal para gratinar

Preparación: 

  1. Hidratamos la soja con agua tibia durante 10 minutos. Pasado este tiempo, la ponemos en un escurridor para eliminar el exceso de agua.
  2. En una sartén amplia, ponemos 3 cucharadas de aceite y encendemos el fuego. Rallamos la cebolla y el ajo y, cuando el aceite esté caliente, los echamos a la sartén y damos unas vueltas para que se poche. Lo dejamos haciéndose unos 10 minutos.
  3. Cuando la cebolla esté pochada, echamos la soja y la hoja de laurel y removemos. Añadimos las especias y la sal, removemos de nuevo para que se mezcle todo y dejamos cocinar 10 minutos más. Transcurrido este tiempo, retiramos del fuego y reservamos.
  4. En una cazuela amplia, ponemos 3/4 partes de agua a calentar con unas gotas de aceite y sal y, cuando rompa a hervir, echamos las placas de pasta de una en una y las cocemos siguiendo las instrucciones del envase. Cuando estén en su punto, las sacamos y las escurrimos de nuevo de una en una,  y las vamos poniendo en una superficie llana y cubierta por un paño de cocina limpio.
  5. Preparamos la bechamel y, cuando la tengamos lista, echamos un cacito de ésta sobre la masa que tenemos preparada y removemos para que se mezclen bien todos los ingredientes y consigamos una masa suave.
  6. Ponemos a precalentar el horno a 200º durante 15 minutos y, mientras, vamos cogiendo masa con una cuchara y rellenamos con ella cada una de las placas, enrollándolas con cuidado de que no se rompan ni se abran.
  7. Ponemos un poco de bechamel, la esparcimos por el fondo de una bandeja de horno y colocamos sobre ésta los canelones, uno a uno y de manera que queden alineados. Cuando tengamos todos colocados, echamos la bechamel por encima y espolvoreamos un poco de queso vegetal para gratinar.
  8. En el horno ya precalentado, metemos la bandeja con los canelones para gratinarlos, y dejamos que se gratinen 10 minutos, vigilando que no se quemen. Si pasado este tiempo, aún no están gratinados, los dejamos un poco más pero sin dejar de vigilar. Cuando estén bien gratinados, los sacamos y los servimos.
Canelones recién salidos del horno
Canelones recién salidos del horno

Notas: 

  • Estos canelones también quedan genial con parmesano vegetal espolvoreado por encima. En caso de optar por éste, recordad que al no fundir, es mejor que lo añadáis al final para evitar que se queme y que su sabor se vea alterado.
  • Para hacer estos canelones más digestivos, podéis añadir un trozo de alga Kombu a la hora de hidratar la soja. Luego la retiráis y seguís con la receta de manera normal.
  • Podéis utilizar placas para canelones tanto de trigo como de otras harinas sin gluten.
Canelones listos
Canelones listos

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

Fuente: vegamecum.com 

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario