Leche frita vegana

Leche frita vegana
Leche frita vegana

La leche frita es un postre típico de Semana Santa que suele tener forma cuadrada (unos 3 cm de tamaño y unos 2 cm de espesor) y una textura blandita con un interior muy similar a la crema, pero con mayor densidad.

Esta versión 100% vegetal es como la crema pastelera de naranja que preparamos para rellenar la coca de Sant Joan, pero sin el zumo y con un poco más de almidón de maíz para que tenga mayor consistencia, y un poco menos de azúcar porque el toque final es el rebozado de azúcar y canela.

Esto hace que esta receta sea muy fácil de preparar, ya que está elaborada con ingredientes muy sencillos que solemos tener en la cocina y que son muy fáciles de encontrar.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar esta receta típica de estas fiestas.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Fácil  45 minutos* 12 – 15 unidades

*Más 30 minutos de refrigeración

 

Ingredientes:

  • 500 ml. de leche de soja
  • 65 gr. de almidón de maíz
  • 65 gr. de azúcar integral de caña
  • 1 ramita de canela
  • La piel de 1 limón
  • Harina de arroz (para rebozar)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de azúcar integral de caña (para rebozar)
  • 1/2 cucharadita de canela molida (para rebozar)

Preparación:

  1. Forramos con film transparente un recipiente cuadrado o rectangular y, en un cazo, ponemos a calentar la leche de soja con la ramita de canela y la piel de limón.
  2. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego, retiramos la piel de limón y la ramita de canela, y echamos los 65 gr. de azúcar. Removemos y apartamos del fuego, sin dejar de remover para que se disuelva el azúcar.
  3. Apartamos una taza de la leche del cazo, echamos el almidón y removemos bien para que se deshaga del todo y no queden grumos.
  4. Volvemos a poner el cazo en el fuego y, con este último bajo, añadimos el contenido de la taza. Cuando veamos que empieza a espesar, que es casi al instante, apagamos el fuego.
  5. Echamos la mezcla en el recipiente que tenemos con el film transparente y la introducimos en el congelador durante 30 minutos.
  6. Pasado este tiempo, sacamos la mezcla del congelador y la vamos cortando en trozos cuadrados de unos 3 cm con una altura de 2 cm.
  7. En una sartén, ponemos a calentar suficiente aceite para freír, y echamos la harina en un plato. Rebozamos los trozos en la harina y, cuando el aceite esté caliente, vamos friendo los trozos por tandas, procurando que se doren por todos los lados sin que se quemen. Conforme vayan estando dorados, los vamos sacando y colocando en un plato con papel absorbente.
  8. En otro plato, echamos el azúcar y la canela para rebozar, mezclamos y, cuando tengamos todos los trozos fritos, los vamos rebozando en la mezcla. Cuando estén todos los trozos rebozados, los servimos tibios o fríos.
Leche frita vegana terminada
Leche frita vegana terminada

Notas:

  • Os recomendamos que para freír, utilicéis aceite variedad arbequina, ya que su sabor es más suave.
  • Podéis utilizar tanto harina de arroz como harina integral de trigo.
  • Podéis darle forma cuadrada, rectangular o redonda.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

 

Deja un comentario