Albóndigas veganas en salsa

Albóndigas veganas en salsa
Albóndigas veganas en salsa

Estas albóndigas son súper sabrosas, ya que a parte de estar hechas con un buen sofrito, van acompañadas de una salsa elaborada con ricos ingredientes que le confieren un sabor intenso y tradicional.

En vez de con carne animal, éstas están hechas con carne de soja, que es baja en grasa, baja en azúcares y libre de colesterol. Además, ya sabemos lo versátil que es la soja texturizada a la hora de cocinar, y es que la podemos emplear en todos y cada uno de los platos que se hacían con carne picada, como ya vimos con las berenjenas rellenas, la salsa boloñesa, los canelones, las fajitas mexicanas y la pizza barbacoa.

Así, estas albóndigas son libres de colesterol y ricas en proteínas, carbohidratos complejos (con poder saciante y lenta absorción), fibra, flavonoides, ácidos málico, oleico y lanoleico, lecitina, triptófano, vitaminas C, E y del grupo B (B1, B2, B3, B6 y B9 o ácido fólico), azufre, calcio, cromo, fósforo, hierro, magnesio, manganeso, potasio, selenio, sodio, zinc y, en menor cantidad, cobre.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar unas deliciosas albóndigas veganas y llenas de sabor.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Medio 1 hora 14 unidades

 

Ingredientes para las albóndigas:

  • 100 gr. de soja texturizada fina
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de harina de trigo sarraceno
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de perejil
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Harina de arroz (para rebozar)
  • 3 cucharadas de pan rallado

Ingredientes para la salsa:

  • 1 cebolla
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 vasito de vino blanco
  • 1 vaso de agua
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharadita de perejil
  • 1 hoja de laurel
  • 50 gr. de guisantes

Preparación:

  1. Ponemos la soja en un bol con agua caliente durante 15 minutos para que se hidrate. Pasado este tiempo, escurrimos muy bien la soja en un colador (si hace falta, ejercemos un poco de presión con la mano para que suelte todo el agua).
  2. Rallamos una de las cebollas y ponemos a calentar una sartén con 3 cucharadas de aceite. Cuando el aceite esté caliente, echamos la cebolla rallada y dejamos unos 5 minutos a fuego medio.
  3. Damos unas vueltas, añadimos la soja, y la mezclamos bien con la cebolla. Echamos la sal y dejamos que se haga durante 5 minutos.
  4. Añadimos la media cucharadita de perejil, el ajo muy bien picado, la harina y el pan rallado, mezclamos todo bien y reservamos.
  5. Cuando se enfríe la masa de las albóndigas, formamos bolitas de unos 3 o cm. aproximadamente (o del tamaño que prefiráis) y las rebozamos en harina. Las freímos en bastante aceite a fuego medio y, conforme vayan estando ligeramente doradas por todos lados, las vamos pasando a un plato con papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite. Las pasamos a una cazuela y reservamos.
  6. Cortamos la otra cebolla en trocitos pequeños y, en otra sartén, ponemos a calentar 3 cucharadas de aceite. Cuando éste esté caliente, echamos la cebolla y dejamos que se poche a fuego medio. Después, echamos el pimentón y damos un par de vueltas, vigilando que no se queme para evitar que amargue. Añadimos el vino, dejamos que se evapore el alcohol, y echamos un vaso de agua. Rectificamos de sal y mezclamos todo bien.
  7. Mientras, hacemos una majada de ajo y perejil machacando un ajo y media cucharadita de perejil con un par de cucharadas de agua en un mortero. Cuando el caldo rompa a hervir, lo echamos sobre las albóndigas que tenemos en la cazuela, añadimos la hoja de laurel, los guisantes y la picada de ajo y perejil, y lo dejamos cocer todo unos 15 minutos. Pasado este tiempo, apagamos el fuego y servimos.
¡Albóndigas en salsa listas!
¡Albóndigas en salsa listas!

Notas:

  • Aseguraos de que el vino que usáis no ha empleado ningún producto de origen animal para su elaboración, ya que durante el proceso de clarificación se suelen utilizar elementos como la albúmina animal, proteínas de la leche, gelatina o cola de pescado.
  • Si lo preferís, podéis utilizar harina integral de trigo tanto para hacer las albóndigas, como para rebozarlas.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

2 opiniones en “Albóndigas veganas en salsa”

  1. Las Albóndigas están increíbles, quizás le cambiaría la salsa por una sin pimentón y no las dejaría tanto tiempo de cocción ya que al freírlas están consistentes y después de quince minutos se queda demasiado blandas.Un saludo gran trabajo

Deja un comentario