Pimientos rellenos de trigo sarraceno y champiñones Portobello

Pimientos rellenos de trigo sarraceno y champiñones Portobello
Pimientos rellenos de trigo sarraceno y champiñones Portobello

Estos pimientos rellenos de trigo sarraceno y champiñones Portobello son muy fáciles de hacer y están deliciosos, ya que sus ingredientes crean una combinación tan suave como sabrosa.

Los pimientos, tras ser horneados, aportan su característico dulzor, mientras que los champiñones Portobello añaden textura y delicadeza al plato y el trigo sarraceno nos permite obtener proteína de gran calidad de la manera más apetitosa, ya que como absorbe muy bien los sabores, el resultado es un relleno donde se aprecian a la perfección todos los acentos del sofrito.

Los principales ingredientes de este plato hacen que sea rico en proteínas completas (contiene todos los aminoácidos), carbohidratos complejos, fibra, flavonoides, betacaroteno, licopeno, vitaminas A, C, E y del grupo B (B1, B2, B3, B5 o ácido pantoténico, B6 y B9 o ácido fólico), calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, selenio y zinc.

Si además espolvoreamos un poco de parmesano de anacardo por encima, no sólo nos beneficiaremos de las proteínas, ácidos grasos esenciales, fitoesteroles, fibra, vitaminas y minerales libres de colesterol que éste nos aporta, sino que también conseguiremos potenciar el sabor general del plato, haciendo que éste se torne más intenso.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar unos pimientos rellenos diferentes y deliciosos.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Fácil  1 hora 2 personas


Ingredientes: 

  • 2 pimientos rojos
  • 100 gr. de trigo sarraceno
  • 1 cebolla
  • 150 gr. de champiñones portobello
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 100 ml. de vino blanco
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Parmesano de anacardo (opcional)

Preparación:

  1. Lavamos los pimientos, los cortamos a la mitad, quitamos las pepitas y los colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Untamos cada mitad con un poco de aceite y los asamos durante 30 minutos a 175º.
  2. Ponemos el trigo sarraceno en un cazo con el doble de agua y lo cocemos con un poco de sal durante 20 minutos. Pasado este tiempo, apartamos del fuego, pasamos por agua con un colador para que los granos queden sueltos, escurrimos y reservamos.
  3. Lavamos los champiñones, los cortamos menudamente y reservamos.
  4. Ponemos a calentar el aceite en una sartén amplia y cortamos la cebolla muy menuda. Cuando el aceite esté caliente, echamos la cebolla para que se poche. Cuando ésta esté transparente, añadimos los champiñones, removemos y dejamos que se hagan durante 10 minutos.
  5. Pasado este tiempo, echamos el trigo a la sartén, damos unas vueltas y añadimos las especias y el vino. Removemos bien, dejamos que se cocine todo durante 10 minutos más, y apagamos el fuego.
  6. Cuando tengamos los pimientos asados, los vamos rellenando con el trigo sarraceno y los champiñones y, si queremos, espolvoreamos un poco de parmesano de anacardo por encima para conseguir un sabor más intenso.
Plano cenital de pimientos rellenos de trigo sarraceno y champiñones Portobello
Plano cenital de pimientos rellenos de trigo sarraceno y champiñones Portobello

Notas:

  • Aseguraos de que el vino que usáis no ha empleado ningún producto de origen animal para su elaboración, ya que durante el proceso de clarificación se suelen utilizar elementos como la albúmina animal, proteínas de la leche, gelatina o cola de pescado.

 

Si tenéis cualquier duda, nos la podéis dejar en los comentarios. Y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! :)

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario