Bombones rellenos de mantequilla de cacahuete y caramelo de dátil

Bombones rellenos de mantequilla de cacahuete y caramelo de dátil
Bombones rellenos de mantequilla de cacahuete y caramelo de dátil

Estos bombones son un postre saludable e ideal para una ocasión especial o para un antojo dulce. 

Su relleno de mantequilla de cacahuete y caramelo de dátil es súper tierno y, además, libre de azúcar, ya que la primera no lleva más que cacahuetes tostados, y el caramelo está realizado únicamente con dátiles.

La cobertura, por su parte, al ser de chocolate fondant sin azúcar, crea una capa densa y maleable libre de azúcares perjudiciales que aporta un contraste absolutamente irresistible con la mantequilla de cacahuete y el caramelo.

Pero además de sin azúcar, estos bombones son muy fáciles de preparar, se hacen con muy pocos y sencillos ingredientes y, al no llevar lácteos, no contienen ni lactosa, ni caseína, ni ninguna grasa animal, ya que el chocolate fondant es un chocolate realizado a base de manteca de cacao y pasta de cacao.

Al tratarse de un chocolate de cacao puro, éste nos aporta energía, antioxidantes que al no llevar leche animal, se mantienen y no se ven contrarrestados; feniletilamina que produce bienestar emocional, fósforo, magnesio, potasio y selenio.

La mantequilla de cacahuete, por su parte, es rica en proteínas, fibra, antioxidantes, vitaminas C, D, K y del grupo B (B1, B2, B5 y B9 o ácido fólico), calciofósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio, yodo y zinc.

Los dátiles, además,  nos proporcionan hidratos de carbono, triptófano, fibra, vitaminas B3 y B5, calcio, cobre, fósforo, magnesio y potasio.

A continuación podéis ver qué ingredientes necesitáis y los pasos a seguir para poder realizar estos bombones rellenos saludables y proteicos.

 

Grado de dificultad Tiempo medio de preparación Raciones
Fácil 30 minutos* 15 unidades

*Más 2 horas y 10 minutos de refrigeración e hidratación

 

Ingredientes:

  • 100 gr. de mantequilla de cacahuete (a temperatura ambiente)
  • 75 gr. de dátiles medjoul (sin hueso)
  • 3 cucharadas de agua (caliente)
  • 25 gr. de margarina no hidrogenada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 100 gr. de chocolate negro fondant sin azúcar

Preparación:

  1. Hidratamos los dátiles poniéndolos en remojo durante 10 minutos. Pasado este tiempo, los escurrimos, los ponemos en el vaso de la batidora junto al agua caliente y batimos bien hasta conseguir una textura suave y homogénea.
  2. En un bol, mezclamos la mantequilla de cacahuete con el caramelo de dátil que hemos preparado, la margarina derretida y la vainilla, y mezclamos removiendo bien con la ayuda de una espátula o cuchara.
  3. Cuando lo tengamos todo bien mezclado, pasamos la mezcla a un molde (o vamos cogiendo trozos de masa con una cucharita, formando con las manos bolas de unos 2 cm. de diámetro y pasándolas a un plato forrado con papel vegetal) y la introducimos en el congelador durante 1 hora.
  4. Derretimos el chocolate al baño María y, por tandas, vamos sacando los corazones del molde que tenemos en el congelador para así evitar que se reblandezcan en exceso. Con un tenedor, sumergimos los corazones en el chocolate fundido para que queden bien cubiertos, eliminamos el exceso de chocolate dando unos suaves golpecitos con el tenedor y los pasamos a un plato cubierto con papel vegetal.
  5. Cuando tengamos todos los corazones cubiertos, dejamos que se enfríen durante 1 hora para que el chocolate se solidifique y, pasado este tiempo, ya los podemos servir o guardar en la nevera para que se mantengan sin derretirse hasta el momento de servirlos.
Detalle del relleno de mantequilla de cacahuete y caramelo de dátil
Detalle del relleno de mantequilla de cacahuete y caramelo de dátil

Notas:

  • Al seleccionar la margarina vegetal, mirad que no sea hidrogenada y que no contenga aceite de palma ni ningún ingrediente de origen animal (P.ej.:  la margarina de oliva de la marca Flora lleva gelatina entre sus ingredientes).
  • Si lo preferís, podéis sustituir la margarina por aceite de coco. Sólo tendréis que añadir una pizca de sal.
  • A la hora de bañar los bombones, podéis utilizar chocolate fondant o chocolate negro, pero el chocolate fondant aporta una mejor cobertura y más uniforme.
  • Si queréis, a la hora de bañar los bombones en el chocolate, podéis clavar el bombón en un pincho de brocheta y sumergirlo en el chocolate. Al ponerlo a enfriar, tened cuidado de que no toquen unos bombones con otros.

 

Si tenéis cualquier duda, ya sabéis que nos las podéis hacer llegar a través de la sección de comentarios, y si os animáis y queréis mostrar al mundo vuestras creaciones, no dudéis en etiquetarnos, ¡nos encantará verlas por las redes! 🙂

 

¿Nos acompañáis en las redes sociales? ¡Nos encontraréis en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Deja un comentario